facebook logo 16 twitter logo 16 youtube logo 16

La forja en la Comarca de la Sierra de Albarracín

Una de las particulares riquezas del patrimonio de la comarca de la Sierra de Albarracín reside en los trabajos de hierro forjado, donde podemos apreciar cómo lo funcional coexiste con lo artístico en una combinación de austeridad y belleza únicas.

Entre los elementos característicos producidos por los herreros podemos destacar la rejería exterior de las construcciones. Por un lado, desempeñan un importante papel para proteger la vivienda e impedir el libre acceso desde el exterior; por otro, proporcionaban un efecto disuasorio por medio de la representación de figuras simbólicas en sus remates y sirven de ornamento en la composición de las fachadas principales.

En las grandes casonas, edificios civiles y religiosos se han mantenido ejemplos de rejería de gran interés. Además de llaves, bocallaves, clavos y picaportes; sin olvidar los elementos de uso doméstico y agrícolas de la vida cotidiana.

Destacaremos algunas de las viviendas, cuya visita será inexcusable para los amantes de la forja: En Albarracín: Casa de la Comunidad; Casa de la Enseñanza; Casa de los Monterde y Antillón; Casa de los Navarro de Arzuriaga; son numerosas las construcciones domésticas que, con heraldo o sin él, cuentan con buenos ejemplos de rejería, barandillas interiores y balcones. En Orihuela del Tremedal: Casa de los Franco Pérez de Liria, entre otras. En Villar del Cobo: Casa de los Muñoz. En Ródenas: Casa los Valero, Casa los Catalán de Ocón, Casa de la Brigadiela, Casa de los Martínez Rubio, los Julianes...

Un largo recorrido por toda una región cargada de historia y tradición que nos llevaría a enumerar cada uno de los pueblos, porque en mayor o menor medida, son protagonistas de este capítulo.

También merecen especial atención tanto las barandillas de numerosos balcones, como las puertas claveteadas, cuya solidez se incrementa con la incorporación de herrajes, clavos, cerrojos... etc., con un fuerte efecto estético, que además, incorporan algún elemento decorativo (marcas grabadas, cruces, corazones, figuras de animales...). En ellas, los llamadores o aldabas tienen formas variadas; desde simples piezas alargadas, mazos, o argollas, a interesantes representaciones de animales como lagartos y serpientes.

Otro elemento exterior son las veletas, a veces olvidadas, que coronan los campanarios y aportan detalles de gran belleza y delicada realización.

Por último, destacar la labor artística de Adolfo Jarreta, quien ha decorado con gran maestría los huecos y portones de buena parte de la arquitectura de Albarracín y ha dejado su impronta inconfundible en numerosos detalles de forja, como legado de la técnica tradicional en el trabajo del hierro.

 
 
spain info
gobierno aragon
turismo aragon
teruel version original
comarca sierra albarracin
Comarca de la
Sierra de Albarracín
Web Oficial de la Comarca de la Sierra de Albarracín