facebook logo 16 twitter logo 16 youtube logo 16

El Museo del Juguete de Albarracín, convertido en un universo de papel

Palacios, castillos históricos, casas populares, soldados, muñecas, automóviles, aviones y hasta una reproducción del satélite Sputnik. Todo un universo de papel cortado, doblado y pegado es lo que se puede visitar en el Museo del Juguete de Albarracín, durante la exposición temporal del Recortable que permanecerá abierta en una de sus salas hasta el próximo 18 de diciembre.

Diario de Teruel

Miguel Ángel Artigas Gracia Teruel

26/10/2016

Palacios, castillos históricos, casas populares, soldados, muñecas, automóviles, aviones y hasta una reproducción del satélite Sputnik. Todo un universo de papel cortado, doblado y pegado es lo que se puede visitar en el Museo del Juguete de Albarracín, durante la exposición temporal del Recortable que permanecerá abierta en una de sus salas hasta el próximo 18 de diciembre.

La muestra, inaugurada el pasado viernes con motivo de la celebración de las X Jornadas Nacionales sobre la Ludoteca y el Juguete en la localidad turolenses, incluye más de un centenar de modelos construidos y también sin montar, la mayor parte de ellos españoles, de los fondos particulares del director del museo, el valenciano Eustaquio Castellano.

Las piezas reunidas van desde modelos de 1915, que representan figuras de soldados de la guerra de Marruecos, hasta otros de los años 70.

La exposición es asimismo un homenaje a dos de los grandes diseñadores del recortable clásico español, Luis Carretero y José Cardona El Persa. El primero es autor de las fantásticas reproducciones en papel de la Puerta de Alcalá o la Iglesia de los Jerónimos de Madrid que pueden verse en la muestra, y también tiene recortables del Museo Martín Almagro de Albarracín y del propio Museo del Juguete de la ciudad de los Azagra.

Por su parte el valenciano José Cardona, fallecido recientemente y que también firmaba como El Persa, está representado por varias reproducciones de naves espaciales y de la plaza de Toros de Valencia. Aunque no está expuesto, Cardona realizó además un recortable del Museo Provincial de Teruel cuando este fue trasladado a su actual ubicación.

Un juguete exquisito

En la actualidad todavía quedan editoriales que publican libros de recortables en papel, aunque este juguete está lejos de tener la popularidad de la que gozó entre las posguerra española y los años ochenta del siglo pasado, cuando eran objeto común en las papelerías y muchas marcas comerciales, como Biodramina o Emulsión Scott, los utilizaban como soporte publicitario.

Y ello a pesar de que Eustaquio Castellano, juguetero jubilado, considera el recortable como "el juguete más exquisito y además el más barato", porque permitía pasar una tarde entera en familia por unos pocos céntimos. "Nosotros nos fabricábamos hasta el engrudo para pegar, con harina y agua", asegura. Castellano es propietario de una colección de unos 500 recortables montados y cerca de 4.000 sin montar.

Jugar aprendiendo

Los recortables son un importante recurso didáctico para los niños, y son muy adaptables a diferentes grupos de edad. Permiten desarrollar conocimientos académicos, ya que son frecuentes las construcciones, dioramas o temáticas históricas, habilidades manuales y psicológicas (como la paciencia) y diferentes áreas transversales. Los juguetes recortables son sobre todo juegos de construcción donde el niño o la niña se propone una tarea precisa, siendo el objetivo principal el montaje de los elementos que toman formas distintas. Por medio de los juegos de construcción los pequeños realizan acciones como razonar, imaginar, crear montajes partiendo de un modelo establecido, montar y desmontar y representar acciones vividas o imaginadas. Un recortable es casi un compendio de todas las funciones que los juguetes pueden desempeñar, y que casi ninguno cumple simultáneamente.

 

 
 
spain info
gobierno aragon
turismo aragon
teruel version original
comarca sierra albarracin
Comarca de la
Sierra de Albarracín
Web Oficial de la Comarca de la Sierra de Albarracín