facebook logo 16 twitter logo 16 youtube logo 16

Historia

La presencia humana en la comarca de Albarracín ha dejado huella desde fechas muy tempranas y un testimonio de la misma son las pinturas rupestres halladas en Albarracín, Ródenas o Bezas. A estas manifestaciones prehistóricas se les denomina Arte Rupreste Levantino. Se descubrió por primera vez en el mundo en Teruel, en 1892, cuando Marconell dio a conocer el Prado de los Toricos del Navazo y la Cocinilla en Albarracín. Además, se localizan restos de antiguos poblados en otros pueblos como El Vallecillo, Frías, Pozondón, Tramacastilla, Orihuela del Tremedal, Villar del Cobo, Royuela, Bronchales, Noguera, Calomarde, Guadalaviar, Torres o Griegos.

El mundo romano dejó algunos vestigios notables. De esta época han aparecido restos en Moscardón, Monterde, Torres de Albarracín o Bronchales, donde existió un centro alfarero especializado en la fabricación de terra sigillata que enviaba sus producciones más allá de su entorno inmediato. Quizás el resto más significativo dejado por la presencia romana sea el acueducto entre Albarracín y Cella, una importante obra de ingeniería que posibilitaba el trasvase de aguas del Guadalaviar hasta la ciudad romana de Cella.

El momento de la llegada de los musulmanes a la comarca es desconocido, pero entre ellos pronto se destaca la familia de los Beni Razín. Durante el siglo XI, Albarracín se convertirá en un distrito dominado por esta familia que dominó sobre un amplio territorio, constituyendo una de las taifas de la España musulmana. El protagonismo de los Beni Razín se eclipsó en 1104, cuando los almorávides depusieron al último miembro de esa estirpe y Albarracín se convierte en un distrito dependiente de Valencia. La época musulmana dejó algunos restos en la ciudad de Albarracín, como son el Torreón del Andador, la Alcazaba y la Torre del Agua.

El paso de estas tierras de la dominación musulmana a la cristiana se produjo en 1170, momento a partir del cual la zona quedará en manos de Pedro Ruiz de Azagra. Sus sucesores gobernaron la tierra hasta que en 1284 Pedro III, rey de Aragón, ocupa militarmente la ciudad de Albarracín y desposee del señorío a Juan Núñez de Lara, que gobernaba el territorio como consorte de la última representante de los Azagra, Doña Teresa Álvarez de Azagra.

El territorio contó desde el siglo XIII con un ordenamiento jurídico propio, el fuero de Albarracín, similar al vigente en Teruel, que le sirvió de marco legal hasta 1598, cuando Felipe II lo derogó y extendió a la zona las leyes vigentes en el resto de Aragón.

 
 
spain info
gobierno aragon
turismo aragon
teruel version original
comarca sierra albarracin
Comarca de la
Sierra de Albarracín
Web Oficial de la Comarca de la Sierra de Albarracín